Qué pasa con Latinoamérica: Karol Rincón

Qué pasa con Latinoamérica: Karol Rincón

En 1924 André Breton asienta en un manifiesto las bases sobre el surrealismo. Movimiento artístico que busca ir mas allá de lo racional del ser humano. En definición propia me parece que es la herramienta perfecta para saber que pasa por la cabeza del artista, su percepción del mundo, y creatividad para expresarlo. Por lo anterior podríamos suponer que el mundo onírico de los sueños adquiere mas sentido en este momento.

En la ciudad de Barquisimeto, Venezuela, nace hace veintiséis años la señorita Karol Rincón. Una chica que posee un carisma sin igual al momento de conversar, una percepción del mundo que personalmente comparto y con un apasionamiento desmedido por la fotografía surrealista. Para el momento en que este articulo salga en mi blog, ha pasado un mes desde que tuve una amena conversación con ella. De las pocas entrevistas que he realizado últimamente, ella ha sido una de las personas con las que más me he reído. Es irónico comentarlo porque ambos somos de la misma ciudad, estudiamos en la misma universidad, pero mi memoria que es casi igual a la de Dorys, no recuerda si en algún momento nos tropezamos o conocimos previamente.

“En la vida hay que ser mas imaginario, más emotivo, hay magia en las cosas y magia en la gente” – Karol Rincón.

Sus dos padres y un hermano son los fuertes pilares de su vida. Desde pequeña como la mayoría de niñas la ha gustado los dibujos animados de manera muy activa. Lograba acumular muchas horas frente al televisor disfrutando de esos mundos imaginarios e historias que la hacían divertirse por largos momentos del día. A veces creemos que para ser bueno en algo debemos pasar muchos periodos de tiempo estudiando, si bien eso es algo que ayuda, el aprendizaje visual y estar pendiente de cada detalle de las cosas que nos apasiona nos va hacer aprender mucho más. Es lo que siento que sucedió con Karol, consumir mucho material audiovisual entre películas, series o dibujos animados te lleva a tener una percepción más amplia, tan es así, que su padre no podía descuidarse dejando su vieja cámara fotográfica en cualquier parte, porque cuando eso sucedía, una niña pequeña y muy curiosa se animaba por agarrarla y empezar a tomar fotos, para ella era la forma de empezar a crear.

En vista de este gran gusto desde pequeña por los mundos imaginarios, Karol relata su preferencia por las películas de Tim Burton, personajes totalmente salidos del cuadro general como lo hace Jhonny Depp, y todas las películas que puedan crear ambientes totalmente fuera del contexto regular.  

Letras de agua

Muchas personas se logran justificar por las cosas que no han podido hacer basándose en múltiples teorías, pero a los once años de edad esas teorías no existen, la palabra justificación no tiene sentido alguno, solo queda hacer lo que te apasiona. Y así sea con una cámara web, de muy bajos megapixeles como empezó Karol, nada importa, solo agarrar la cámara, valerse de algunas pocas lamparas de las casa, invitar un par de amigas, empezar a capturar interesantes y divertidos momentos.

Pasan los años y con eso llega la adolescencia, y todos sabemos lo que es pasar por esa etapa de la vida, los problemas existenciales, la familia interrogando sobre el novio, o sobre que vas a estudiar. En está última es cuando los padres cruzan los dedos y frecuentemente esperan a recibir respuestas afines con sus pensamiento, aunque en el fondo ellos conocen a sus hijos y pueden intuir lo que su van a escoger, y más aún cuando Karol ya le había gritado al mundo su pasión por la fotografía. Tan es así, que su primera cámara profesional la obtiene de un regalo de su padre en señal de apoyo a su pasión.

Barquisimeto es una ciudad pequeña, y como ciudad pequeña no da las oportunidades que las grandes ciudades pueden ofrecer para una carrera artística, es por esa razón que Karol estudia comunicación social en la Universidad Yacambú, mi alma máter, que si bien el 100% de contenido no es fotografía, brinda herramientas bastante sólidas al momento de comunicar, y que es una fotografía, si no un medio para transmitir un mensaje visual de manera muy creativa.

Karol se gradúa a muy temprana edad, pero aun así pasa por lo que a muchas personas les sucede luego de graduarse y es la típica pregunta del ¿Y ahora qué?. Karol empieza a trabajar en diversos medios de comunicación de la ciudad, pero aun así la pregunta seguía, y es que cuando uno nace pa’ martillo del cielo te caen los clavos. La inconformidad que ella sentía en el estilo de vida de estos medios la lleva a complementar sus estudios universitarios con diplomados en fotografía realizados en institutos regionales, esto aunado a la presión que empiezan a ejercer comúnmente los padres en los hijos sobre conocer como van a subsistir en ese mundo que para ellos se vuelve cada vez más grande y muchos de nosotros ya tenemos la mente en otros planetas.

Paralelamente a estos estudios, y con el precedente de que ya había tomado muchas fotos anteriormente, le llega a Karol la petición de realizar una sesión de fotos a una chica embarazada. Este tipo de trabajos normalmente suelen volverse muy comerciales o convencionales, pero no para una mente creativa como la de ella. Para mi es la primera vez que veo una sesión fotográfica para una chica embarazada con uniforme de motocross, sobre la moto y con toda la indumentaria, debido a que la modelo le apasiona este deporte. Y esto se sabe cuando se conoce a la persona, en este caso la modelo, Karol se esfuerza por indagar y tocar fibras de la persona que va a retratar, sea el trabajo que sea que este realizando. Estas son las cosas que necesitamos ver más en nuestros países latinos, más creatividad al por mayor.

“Quien dice que no puedo agarrar un trapo ponértelo en los ojos y tomarte una foto, quien te dice que no, hay que saltar las reglas y explotar la creatividad” – Karol Rincón

Karol comenta que hacer los diplomados terminaron de aterrizar todas las posibles dudas que existían en su cabeza con respecto a lo que debía hacer. A veces una palabra, un gesto, un viaje o una acción hacen clic en nuestra cabeza, ponen todo en orden y ahora el camino se ve mucho más claro y amplio, eso pasó con ella y seguramente seguirá siendo así en etapas similares de su vida. En estos estudios ella encuentra su pasión por la fotografía surrealista, las técnicas que lo acompañan, una de las cosas que descubre es que autorretratarse  es un proceso de conocerse así mismo. La verdad esto último lo encuentro muy fascinante, porque de las múltiples fotografías que he visto que Karol realiza, las que hace de si misma en esos advenedizos escenarios me parecen espléndidas, me hacen ver a una Karol irreverente, que vive en el mundo que ella crea en el momento.

Sueño Ligero – Light Dream

Durante su etapa en los diplomados Karol conoce los trabajos de Lissy Elle, fotógrafa Canadiense, quien se ha destacado en sus trabajos por el surrealismo. Es emocionante encontrar personas que puedan motivarte a realizar trabajos mejores o más interesantes, dejándote influenciar por ellos. Eso mismo sucedió con Karol, ella siguió los trabajos de Elle y con el tiempo fue aprendiendo el esfuerzo que requieren las cosas para lograr resultados de calidad. Para la muestra un botón, la fotografía de portada de este articulo fue realizada por Karol exclusivamente para el post, para ello le comente que se tomará el tiempo que fuera necesario para realizarla, lo que su creatividad e inspiración le indicara es lo que tenia que tomar en cuenta. Enseguida vi la imagen, me encanto, tanto que actualmente la tengo en mi fondo de pantalla en mi móvil, la foto trasciende a tener un gran significado por todo lo que paso por su mente al momento de hacerla, eso es único.

Hablando con una muy buena amiga de ella, Yenifer, me comenta que por esas épocas sucedió un episodio que tuvo lugar en una boda. Un matrimonio para el cual Karol fue contratada con la intención de captar los momentos escenciales del evento mediante el lente de su cámara. Todo iba bien al parecer, hasta que por accidente el flash se daño justo en el momento en que los novios iban camino a la recepción. El estrés aumentaba en la medida de que el carro de los novios avanzaba más metros hacia el lugar, Karol agotó las posibilidades de encontrar uno nuevo, mientras en el mismo momento su amiga intentaba repararlo de manera poco convencional, pero con efecto inmediato, ya que faltando solo unas pocas cuadras para la llegada de los novios al recinto, el flash fue reparado y listo para usarse, el sudor frío que corría por la cabeza de Karol dejo de fluir y pudo focalizarse nuevamente en las fotos que tenia en mente, esto también hizo que en su subconsciente quedara grabado para siempre que debe llevar equipo de reemplazo a su lugar de trabajo, cosa que ha aprendido de manera formidable y que nunca lo hubiese aprendido si no estuviera en el día a día haciendo lo que realmente le apasiona, creanme en ningún manual de fotografía les van a hablar de estas cosas.

Viajar es de las cosas mas enriquecedoras de la vida, para tu carrera profesional, para tu crecimiento personal, entre otras cosas.  Los problemas en Venezuela empezaban a ponerse algo mas hostiles por las causas que todos conocemos hoy, esto aunado a que la posibilidad de crecimiento de Karol se estaba tornando algo truncada en el mundo fotográfico, la ciudad no empezaba a exigirle más y la zona de confort no era una opción. Es por eso que toma la decisión de viajar primero a Houston a conocer, ciudad que no la dejo muy sorprendida y no le simpatizaba de a mucho. Vuelve a Venezuela y seguidamente se va con su hermano a Argentina de visita, el impacto acá fue distinto. Es obvio, Buenos Aires es una ciudad llena de arte en su máxima expresión, multicultural, entre muchas otras cosas que atraparon a Karol por completo, por lo que toma la decisión de instalarse definitivamente en la capital gaucha para el año 2015.

Karol llega a Argentina en busca de empleo para poder mantenerse en el país, sin perder de vista la fotografía. Inicia la búsqueda de concursos, diplomados y cualquier tipo de evento que pueda brindarle a ella la oportunidad de mostrar su talento. Es por esos días que Karol encuentra el concurso con el titulo “Ciclo de muestras fotográficas creativas”, bajo el hashtag #FotoCosaBa. En el concurso participaban más de mil personas, pero solo escogían cincuenta para la exposición. 

Karol envío a concursar un trabajo denominado “Planeta Cítrico”, ella me explicaba de manera muy carismática la forma en que la realizó, y al ver el resultado obtenido debe pasar por tu mente “que estaba pensando esta chica para hacer una foto así”. Pese a ser grande la cantidad de participantes, Karol se torno algo escéptica a ser escogida, pero para su sorpresa, y en recompensa a su talento, esfuerzo y creatividad fue escogida entre los mejores cincuenta trabajos. La exposición tuvo lugar en Palermo, Buenos Aires, y significa un gran paso en la trayectoria que Karol quiere seguir en su vida.

Planeta Cítrico

En la actualidad Karol se encuentra en Argentina, pero mañana en cualquier parte del mundo donde la fotografía la lleve. Se encuentra trabajando en un modo muy curioso de hacer fotografía, pensando siempre en nuevos proyectos, mejorando día a día sus técnicas y maneras de expresarse bajo una óptica irreverente, con mente abierta, viendo la cantidad de posibilidades que existen de capturar cada momento de su vida en una imagen.

Este tipo de talentos como el de Karol son de los que me gusta escribir. Personas que no les tienen miedo al mundo, que quieren ir más allá de lo que dicta los estándares de la sociedad, sin prejuicios, con pasión por lo que hacen, dejando que su mente trabaje sin limites para lograr que quieren. Por eso existe esta serie, ya que muchas personas dicen que estarían mejor si estuvieran en Estados Unidos, por ejemplo, para luchar por el sueño americano. Y ya vemos que no siempre es así, Karol no simpatizo con ese esquema y por el contrario demuestra que en Latinoamérica se pueden hacer excelentes cosas. Debemos mantenernos en constante movimiento en caso de que el sitio donde estemos no nos proporcione las libertades para trabajar, salir de nuestra zona de confort, luchar por nuestros sueños, y dejar las excusas a un lado. 

Quiero dar infinitas gracias a Karol Rincón por haberme dado un trozo de su tiempo para compartir su vida conmigo, es una persona llena de alegría con una vibra muy positiva que contagia. Agradecimientos especiales a Yenifer Linares por su colaboración con el articulo. A continuación colocaré algunos de los trabajos del “Rincón de Karol” para que puedan apreciar la calidad que les comento, les recomiendo con gran animo seguir sus publicaciones en su Fanpage en Facebook

Letras de tierra

Explota tu mente

El Camino de Luz

Les deseo un excelente domingo, nos vemos en un próximo post.

2 Comentarios

rikycg noviembre 14, 2015 to 17:53

Muchas gracias Carlitos, un abrazo.

Carlos noviembre 8, 2015 to 13:12

Excelente post. Y excelente trabajo el de Karol.

Dejar un comentario