Hoy en The Last Scene: Good Will Hunting

Hoy en The Last Scene: Good Will Hunting

Hay una teoría que tengo sobre el momento en que vemos una película. Parece tonto, pero hasta tu estado de animo influye en la apreciación de la misma. Si estamos cabizbajos y seleccionamos un drama como “La vida es bella” o “Jhon Q” seguramente nos va a deprimir más y no la podremos valorar de la misma manera. Estoy en contra de ver películas en casa por encima del cine, más allá de que la película sea buena o mala, el director y los productores que la hicieron colocaron todo su pasión, carisma y empeño para que el material fuera visto en una pantalla gigante, con un sonido pulcro, y una fotografía de máxima calidad para poder apreciarla. Me parece un sacrilegio cuando veo personas comprando películas en baja calidad para verlas en un televisor pequeño en su cuarto. Deberían dar cárcel por ese tipo de cosas. Lo mismo ocurre con la edad, las películas las valoramos más dependiendo de la edad y madures que tengamos en el momento. Si somos muy pequeños seguramente ver “Casa Blanca” nos dará un aburrimiento rotundo, pero ver “Toy Story” nos parecerá un estupendo filme.

Esta introducción va, a que la primera vez que vi “Good Will Hunting” ó “El Indomable Will Hunting”, como le colocaron en otros países, me pareció super aburrida, tenia yo 16 años por ese entonces y no era la persona mas madura del mundo, de hecho aún creo que no lo soy. El caso es que mi hermano me puso la película y yo me quedaba dormido, dentro de mi decía “Solo hablar en esta película, no hay acción”. Pasaron cinco años e intente verla de nuevo, y ahora mi pensamiento era “Increíble, esta película es lo máximo, como pude pasar mi vida sin apreciarla”. Y fue así como por esos días me encargue de mostrarsela a cuantas personas conocía para que apreciaran la obra maestra bajo el libreto de Ben Affleck y Matt Damon.

Hay un dato curioso con esta película, y es que cuando la realizaron, Damon y Affleck no eran actores muy conocidos y hay que decirlo, son actores muy limitados. Sin embargo admiro rotundamente el carisma de ambos. En vista de que no tenían grandes ofertas de trabajo, decidieron escribir un guión para trabajar en su propia película. Pidieron la cooperación de Robin Williams, el cual después de leer el manuscrito acepto. Contaron con un presupuesto y un equipo muy modesto. El lanzamiento de la película significó un Oscar para Robin Williams como mejor actor de reparto y otro para Damon y Affleck como mejor guión. Si detallas con lupa lo que este par de muchachos hicieron con tan solo 19 años de edad, te darás cuenta que es bastante inspirador.

Acá les dejo una joya del cine, de hecho no es la mejor escena, para los que la han visto saben que es casi, pero esta también es una de mis favoritas. Como siempre les digo, si no la han visto, créanme que se están perdiendo de una de las películas que hay que ver antes de morir.

PD. Mientras escribía este post recordaba que una gran amiga cumple años el día de la publicación, así que aprovecho el momento para dedicar este post a Nadia Zapata, aparte de ser una amiga es otra de las personas que ha leído a este loco.

Que Dios te bendiga Nadia este y el montón de años que te faltan ¡Feliz Cumpleaños!

0 Comentarios

Dejar un comentario